Edith Ramírez Ferreira

Lunes, 23 Octubre 2017 13:54 Visto 2080 veces
Valora este artículo
(0 votos)

PUBLICADO POR :

Webmaster

Ha contribuido a que la carrera de enfermería sea impartida en diferentes Recintos, Centros y Subcentros de la UASD, y sigue activa en las aulas compartiendo su vasta experiencia y conocimientos en esa materia.

Por: Welligton  Melo

Una vida dedicada a la formación de profesionales de la enfermería

Su impronta en términos académicos y sociales la ha hecho merecedora de innumerables reconocimientos, y a pesar de sentirse satisfecha por la buena valoración de su trayectoria, la maestra Edith Ramírez Ferreira sigue compartiendo conocimientos en las aulas y brindando asesoría en materia de enfermería y de gestión integral de centros de salud.

Con 39 años como docente de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y 81 de edad, la maestra de larga data sigue sintiendo la misma pasión por la enfermería, por la enseñanza y por las luchas sociales, la que en gran medida debe a su participación activa en la Revolución de Abril de 1965.

Su historia como profesional de la enfermería y como catedrática universitaria está signada por su sólido ejercicio laboral en diferentes hospitales materno infantiles y por la formación de varias generaciones, muchos de cuyos componentes hoy sirven de complemento de alto valor en el proceso de atención de los pacientes del sistema de salud de la República Dominicana.

“La Escuela de Enfermería de la UASD fue fundada en 1976 y yo ingresé como maestra en 1978, ya comenzaban a egresar enfermeras con el grado de licenciadas, lo que evidentemente elevó la cualificación de ese oficio”, dijo la maestra en entrevista con periodistas del periódico El Universitario.

Como parte de su dilatado ejercicio profesional, Ramírez Ferreira trabajó 40 años en el Hospital Materno-infantil de Los Mina, en donde aprendió la solidaridad y el humanismo, valores que practica permanentemente en los diferentes espacios en donde comparte su experiencia y sus conocimientos.

Sus vivencias en ese centro de salud la motivaron a especializarse en metodología de la investigación para, basada en la ciencia, producir estudios que contribuyan a resolver y combatir problemáticas sociales de alto impacto para la sociedad.

En ese sentido, desarrolla una línea de investigación denominada “madre canguro”, con la cual ha identificado hallazgos de significativa importancia para la preservación de la vida de los niños prematuros.

“Esta línea de investigación, que consta de dos etapas, está orientada a demostrar con los niños prematuros pueden ser altamente saludables si las  madres los mantienen, durante un tiempo determinado, dentro de una bolsa de tela pegados a su pecho. Hay evidencias que completando las semanas restantes con ese método, para que sea un nacimiento normal, los niños disfrutan de buen crecimiento, de buen peso y de buena salud”, dice.

Cabe resaltar que la prematuridad es la principal causa de muerte neonatal, luego de las cuatro semanas de vida, y que ésta es una condición que se da cuando el bebé nace antes de las 37 semanas del periodo de gestación.

De acuerdo a estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año en el mundo nacen 15 millones de niños prematuros (1.2 millón al año), y la República Dominicana registra las tasas más altas de la Región del Caribe en ese aspecto.

En estos momentos la maestra e investigadora avanza en la segunda etapa de su investigación, junto a otros docentes, para seguir analizando variables que contribuyan a la preservación de la vida de los niños que nacen antes de las 37 semanas.

Aportes a la carrera de  enfermería

La maestra Edith Ramírez Ferreira ha jugado en rol estelar en la apertura de la carrera de Enfermería en diferentes Recintos, Centros y Subcentros de  la universidad estatal, con lo que demuestra que su experiencia y sus vastos conocimientos en la materia están al servicio de las nuevas generaciones que aspiran a formarse en esa profesión en todo el país.

“He contribuido a que la carrera de Enfermería llegue a San Juan de la Maguana, Barahona, Higuey, Mao, San Francisco y la Vega y estoy en la entera disposición de seguir aportando en cualquier lugar en donde nos soliciten”, apuntó.

Por su amplia contribución en el proceso de formación de varias generaciones de enfermeras y llevar la carrera a diferentes latitudes del país, ha recibido muchos reconocimientos, y lugares como el laboratorio de enfermería de Barahona y un salón del Hospital Materno-infantil de Los Mina,  llevan su nombre.

 “Recuerdo que Salud Pública me envió por todo el país a capacitar las enfermeras de los hospitales, que eran empíricas, lo que contribuyó enormemente en le elevación de la calidad con que eran atendidos los pacientes”, manifestó.

Dentro de su vasta formación y especialización en el área de enfermería, la maestra estudió en la Universidad Nacional de Colombia, en donde aprendió sobre el cuidado efectivo de los pacientes.

Esos conocimientos los comparte con las nuevas generaciones de enfermeras, a través de sus conferencias magistrales y de su ejercicio docente.

“El eje central de mis conferencias y de mi enseñanza en las aulas es la capacitación de las enfermeras en semiología médica, porque de esa manera los profesionales del área tienen un mayor nivel de involucramiento en lo que respecta a la atención de los pacientes”, sostuvo.

Considera que el buen nivel de formación de las enfermeras en los últimos tiempos no va en correspondencia con su valoración, como parte importante y vital del sistema de salud. “Aunque hemos avanzado, falta mucho camino por recorrer”. 

 

Edith Ramírez egresada de la Escuela Nacional de Enfermería, en donde obtuvo el grado de técnica, y donde tuvo el privilegio de contar con maestros del nivel de Hugo Mendoza, Mario Tolentino, Ney Arias Lora, Vinicio Calventi, entre otros reputados y excelentes catedráticos. Luego de graduarse en ese centro de estudios, donde la práctica en los hospitales era el insumo principal de la enseñanza, Ramírez Ferreira ingresó a la UASD, en donde obtuvo el grado de licenciada, para en un muy breve tiempo entrar a la matrícula docente en la reciente creada Escuela de Enfermería de la Primada de América.

Edith Ramírez nació en Santiago el 12 de mayo de 1936, hija de Urbano Ramírez y Severina Ferreira. Es licenciada en enfermería con maestría en investigación y epistemología, egresada de la UASD y de la Escuela Nacional de Enfermería. Asesora tesis y pertenece al Comité Científico de Enseñanza de Postgrado.

 

Modificado por última vez en Miércoles, 17 Enero 2018 12:38
Más en esta categoría: « Odalis Perez

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.