CULTURA


Yohali Montero, Joven Promesa de la Música Clásica

Martes, 19 Julio 2016 21:04 Visto 606 veces

PUBLICADO POR :

Webmaster

“Mi primer contacto físico con el violín fue en la universidad, a traves del maestro Hipólito Javier Guerrero, gracias al cual he aprendido a interpretar una amplia variedad de sinfonías. De mis padres siempre he re­cibido el apoyo, ellos me llevan a las clases y a todas las actividades”

Por Yannerys Paulino

Para la violinista Yohali Montero la mú­sica es un medio que repercute en su vida más allá de lo social. A sus 14 años de edad, dice estar influenciada por Mozart, Beetho­ven, Tchaikovski y Paganini. Ha sido forma­da con honores desde el nivel inicial y ele­mental de la Escuela de Música de la Facul­tad de Artes de la UASD, habiendo partici­pado a su corta edad como solista en con­ciertos clásicos.

Ha sido formada bajo el método de en­señanza musical Gocessa, método holísti­co basado en lo que fueron las escuelas ru­sas de música y las nociones modernas de la educación. Este concepto musical fue intro­ducido por el maestro Hipólito Javier, di­rector de la Orquesta de Cámara de la Es­cuela de Música de la UASD.

La vida de Yohali en el mundo de la músi­ca ha sido prolífica: ha interpretado las Cua­tro Estaciones de Vivaldi en tres ocasiones (primera vez en la República Dominica­na que una persona de su edad lo hace); ha obtenido el segundo lugar en el Concurso Internacional de Música y ha aprendido a tocar una amplia variedad de composicio­nes musicales.

Recientemente, presentó el Concier­to Académico de Práctica Orquestal y So­lística, en la Capilla de los Remedios de la Zona Colonial, en donde interpretó “Las 4 Estaciones de Vivaldi”, bajo la dirección del maestro Hipólito Javier.

Artista innata, que reforzó su pasión por la música gracias a la influencia de sus pa­dres, primos y tíos, a los cuales acompaña­ba a los ensayos de la Banda Musical de la Universidad Autónoma de Santo Domin­go, UASD, y a los influjos del internet y la televisión.

Amante de los géneros barroco, clásico y romántico, actualmente cuenta con un repertorio variado que comprende sona­tas, cuartetos, conciertos, caprichos, sinfo­nías, y serenatas de compositores tales co­mo: Bach, Vivaldi, Haydn, Mozart, Han­del, Beethoven y muchos otros de renom­bre mundial.

A pesar de no estar en edad apta para for­mar parte de las agrupaciones musicales de la UASD, la joven artista participa de sus ac­tividades gracias a un proyecto extracurri­cular de música, elaborado por el maestro Javier, en el que su estructura permite que los hijos de los universitarios sin importar edad, puedan tomar los cursos musicales y participar en los grupos musicales como un medio formativo. Actualmente cursa el primer curso de la Educación Media y ya tiene cinco años participando de los pro­gramas formativos que en el área musical oferta la Primada de América a los hijos de los uasdianos.

Pese a haber experimentado decepcio­nes, la músico concertista ha aprendido de su maestro que las experiencias forman par­te del proceso de madurez de un artista. “Él me ha explicado que esa es la sociedad y de­bía de madurar y saber que una cosa es la pantalla hacia la sociedad, y otra cosa es la verdadera cara de los intereses particulares, los cuales en la gran mayoría de las personas están por encima de los criterios humanos”.

En el futuro se visualiza con una forma­ción sólida a través del método GOCES­SA, y con la adquisición de toda la cultu­ra pedagógico-musical de los principales exponentes metodológicos del mundo de hoy, graduada de la UASD y con una ex­tensa experiencia musical.

Hoy en día, Yohali Montero se encuen­tra estudiando arduamente, formándose en el campo musical y participando en gi­ras de conciertos.

Información biográfica

Yohali Montero Montero nació en la ciudad de Santo Domingo el 7 de junio de 2002. Sus padres son: Moisés Antonio Montero Montero y Roselia Yesennia Montero de la Cruz, contador y médico, respectivamente. Desde muy pequeña, la concertista estuvo motivada por sus padres, quienes tocaban la trompeta. De su infancia recuerda los juegos con sus familiares y que “siempre ganaba en las competencias, estaba sudada, contenta e hiperactiva.

Desde cuarto de básica ha sido estudiante meritoria y excelente en todas las asignaturas; ha ganado medallas por obtener el primer lugar en olimpia­das realizadas por el colegio, en galerías de arte, en torneos de tenis de cam­po y tenis de mesa (ping pong).

La inspiración para ingresar a la Escuela de Música fue motivada por su pa­dre, quien la llevó desde los 9 años a la Escuela de Música de la UASD, con el profesor Javier. Primero tocaron las puertas de Bellas Artes, pero al final se instaló en la Escuela de Música Gocessa.

Modificado por última vez en Miércoles, 03 Agosto 2016 14:30

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.