Prev Next

Escuela de Salud Pública

 

Licda. Ruth Agüero

Directora de la Escuela de Salud Pública

 

Reseña histórica de la Escuela de Salud Pública

La Escuela de Salud Pública (ESAP) de la Universidad Autónoma de Santo Domingo se tiene su historia con la creación del en 1937,  mediante la ley número1398 se conoce con el nombre de Facultad de Medicina, formada por las escuelas: Obstetricia, Enfermería e Higiene y Sanidad. En 1966, mediante resolución número  66/503 D/F 18 de Octubre 1966, se crea el Departamento de Medicina Preventiva.

Desde su fundación ha tenido la responsabilidad de la formación y graduación en las diversas áreas profesionales de la Salud Pública constituyéndose en un centro de pensamiento y orientación en lo relativo a la organización y funcionamiento de los servicios de Salud en la República Dominicana.

A partir del año 2001 producto de una reforma  estatutaria permitió un cambio de nombre de Departamento de Salud Pública a Escuela de Salud Pública. Administra tres cátedras: Epidemiologia, Medicina Social y Metodología de la Investigación. A través de las referidas cátedras, intenta dar cumplimiento a su misión mediante producción de conocimientos que permitan la formación de un pesar crítico referente al proceso salud enfermedad en la población.

La Escuela actúa como eje transversal en la FCS, dando soporte a la formación de futuros  profesionales la Facultad, a través de una oferta curricular amplia y dinámica, enfocando sus contenidos hacia la identificación y comprensión de los principales determinantes del proceso salud enfermedad en la población.

Además del apoyo en la formación de pre- grado, administra la formación  a nivel de Maestría en Salud Publica, así como, la Especialización en Salud Ocupacional.


I.- Marco ético del programa de MPSP-UASD

El programa de MPSP-UASD, fundamentado en el accionar de la Salud Pública como práctica social estatal y multidisciplinaria, reconoce y acepta que la interacción entre los miembros de la sociedad se produce marcado por un sistema de creencias, valores y expectativas propias, que reproducen su cotidianidad y que deben ser entendidas y atendidas desde sus particularidades singulares y grupales. Considera que la organización del estado así como la aplicación de políticas sociales son determinantes esenciales del proceso salud enfermedad. En este sentido en las intervenciones en salud, se hace necesario tomar en cuenta principios fundamentales como: la autodeterminación, la autonomía, la justicia, la beneficencia y la no maleficencia, así como también aspectos como la inclusión social, la igualdad de oportunidades, la corresponsabilidad, el derecho de ciudadanía, el pluralismo, la solidaridad, el derecho a la información, la privacidad, la confidencialidad, el trato digno, entre otros que en conjunto garantizan el derecho a ciudadanía. Las experiencias internacionales en el establecimiento de códigos de ética que norman el ejercicio de la profesión médica constituyen un antecedente que guía el consenso para un marco ético de referencia en la formulación de políticas de salud pública y que su aplicación contribuye a práctica más humana y digna.