EGRESADO DESTACADO


Webmaster

Webmaster

Lunes, 20 Abril 2020 00:27

Al Personal Docente

Miércoles, 08 Abril 2020 19:34

BOLETÍN INFORMATIVO UASD COVID-19, ABRIL 2020

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL BOLETÍN COMPLETO

portada boletin

Cada 6 de abril, la República Dominicana celebra el Día Nacional del Psicólogo/a, profesionales de la Salud Mental que acompañan a las personas para que puedan encontrarse a si mismas, o para que puedan aprender a convivir con sus duras realidades. En este día especial nos encontramos en un momento de prueba y compromiso social para el país y el mundo.


Hoy más que nunca se hace necesaria la presencia del psicólogo/a, para acompañar a nuestro pueblo dominicano al encuentro de actitudes proactivas ante la realidad que la actual situación mundial nos presenta.

Gracias a todos los profesionales de la psicología de este país, cualquiera que sea su rol y en donde sea que se encuentren; y de manera muy especial, a los profesionales de la conducta humana de la LÍNEA DE AYUDA UASD-COVID 19.

Cada uno de esos hombres y mujeres que están siendo parte de una historia que quedará marcada en los libros y en la mente de todos los dominicanos. Felicidades, y gracias por sus sabias orientaciones. Sus palabras hacen la diferencia.

 

Dra. Emma Polanco
Rectora

En ocasión de celebrarse en esta fecha el Día del Periodista, esta Rectoría felicita a los trabajadores de la prensa escrita, radial, televisiva y digital por su trabajo cotidiano de búsqueda de los hechos noticiosos para servir la información oportuna y veraz a los ciudadanos que la requieren para orientar su vida y su actividad en el mundo interconectado de hoy.

Los profesionales del periodismo, en cualquiera de sus vertientes, no solo le prestan un servicio a las comunidades local, regional y nacional, sino que, además, cumplen con el deber de darle sentido y actualidad a uno de los derechos humanos de más reciente generación, como lo es el derecho a saber.

El derecho a saber, conocido también como derecho a estar informado, no tendría manifestación plena y real si la sociedad no tuviera a su disposición el trabajo, a veces arriesgado, de los periodistas capaces de informar de manera objetiva, que es el resultado de combinar la información con la verdad, para lo cual los trabajadores de la prensa tienen que estar dotados de principios éticos, firmeza y valentía.

Reciban todos los trabajadores de la prensa, en este Día del Periodista, mis saludos cordiales y mi reconocimiento sincero.

En estos aciagos momentos que vive nuestro país a causa del impacto del coronavirus en los ámbitos de la salud, la economía, el trabajo y el desenvolvimiento social, conviene examinar objetivamente los resultados de las políticas públicas y las acciones ejecutadas como parte de la respuesta nacional a esta enfermedad que nos azota y el nivel de integración de la comunidad en la lucha contra la pandemia.

El nuevo coronavirus, que tuvo su origen en Wuhan, China, ha mostrado una alta capacidad de contagio y gran celeridad en su propagación, lo cual, aunado a la interconectividad y hábitos sociales del mundo de hoy, ha determinado que al día 2 de este mes de abril haya, a nivel global, 981,221 personas infectadas y 50,230 fallecidas, situación que ha paralizado la vida social y productiva de países como China, Corea del Sur, Irán, Italia, Francia, España, Estados Unidos de América, entre otros, poniendo en riesgo sus complejas y eficientes estructuras de salud.

El curso de la pandemia muestra una activa movilidad de su epicentro, el cual se ha trasladado de China a Italia ubicándose en la actualidad en Estados Unidos de América (EUA), con presencia creciente en todo el globo terráqueo. Mueve a preocupación la celeridad y magnitud que el comportamiento epidemiológico del COVID-19 viene alcanzando en países de América Latina, incluida la República Dominicana.

De conformidad con el boletín 14 del Ministerio de Salud Pública, en el país se han registrado 1,380 casos con 60 defunciones y tasa de mortalidad de 4.35%.

En vista del incremento en la propagación de la epidemia en nuestro país, principalmente en el Distrito Nacional y en las provincias Santo Domingo, Santiago y San Francisco de Macorís, la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) ha valorado la pertinencia de poner al alcance de las autoridades nacionales las recomendaciones que se detallan más adelante.

Propuestas

• Dada la alta complejidad, peligrosidad y alcance global de la pandemia COVID-19, es necesario movilizar los mejores esfuerzos, coordinados e inclusivos, de la comunidad nacional para alcanzar los resultados esperados.

• Es urgente proceder a la configuración, ejecución y permanente monitoreo de una respuesta nacional contra la epidemia, sustentada en un plan nacional, regional y provincial dirigido por una instancia coordinadora dependiente operativamente de la comisión nacional.

• El seguimiento efectivo del plan nacional de respuesta a la epidemia debe contemplar su evaluación periódica (semanal) para hacer los correctivos de lugar.

• Es necesario que tanto en la organización, ejecución, seguimiento y evaluación, los componentes del plan nacional de respuestas, es decir, el componente epidemiológico, médico–asistencia, pruebas de apoyo diagnóstico, organización de la respuesta comunitaria y el ejercicio de la autoridad sanitaria mantenga un carácter sistémico integrador.

• Las medidas de distanciamiento y de aislamiento social y la progresión de la cuarentena domiciliaria en procura de la prevención y control de la infección y la ruptura de la cadena de transmisión del virus deben contemplar, de forma permanente, la aplicación masiva de pruebas diagnósticas, de forma gratuita, así como de la rigurosa aplicación del protocolo epidemiológico en cuanto a la identificación de contactos con asintomáticos o no para su registro y seguimiento.

Sin la puesta en marcha de un programa de pruebas diagnósticas que contemple la aplicación aleatoria no es posible conocer la magnitud y distribución de los casos, los cual es esencial para reducir la curva epidemiológica de contagios.

Es necesario revalorizar, por su importancia en la difusión del virus y en la notificación y seguimiento de contactos de pacientes confirmados, lo relativo a:

• Casos asintomáticos

• Presintomáticos

• Casos leves

• Población infantil

• Diseño y puesta en ejecución de una plataforma digital a nivel nacional, regional y local para que las personas con síntomas compatibles con la enfermedad se registren y que a nivel central se decida la administración de pruebas diagnósticas.

• Disponer de edificaciones donde puedan ser alojadas las personas con resultados positivos, y que por su realidad sociodemográfica y comunitaria podrían continuar propagando el virus en su ámbito territorial

• Elaborar un registro de los establecimientos clínicos habilitados para la hospitalización de los pacientes, el cual mantenga actualizado el número de camas disponibles. Este registro podría realizarse con base en un censo diario por establecimiento de salud.

• El Ministerio de Salud Pública debe contemplar la autorización de un protocolo mínimo para el manejo de los pacientes hospitalizados.

• Desarrollar un programa nacional de búsqueda activa de casos, en el que la UASD está dispuesta a participar, junto a otras instituciones formadoras del personal de salud.

• Incentivar al personal de salud y dotarlo de la protección y seguridad necesarias para el ejercicio de sus funciones.

• Fortalecer y ampliar la campaña educativa nacional que incluya los medios informativos formales, la redes sociales, el Colegio Médico Dominicano, la Asociación Dominicana de Enfermeras y las universidades.

Esta pandemia representa una amenaza real sin precedentes, por lo que se requiere, para su enfrentamiento exitoso, de la unidad monolítica de la sociedad dominicana.

Unidos lo lograremos.

En la Ciudad Universitaria, Santo Domingo, Distrito Nacional, a los 3 días del mes de abril del año 2020.

 

Comisión UASD COVID-19

Página 1 de 39