La Propaganda durante la revolución de abril 1965

Martes, 23 Julio 2019 12:37 Visto 281 veces

PUBLICADO POR :

Nicauris Garcia Email Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Deborah Ortega

Estudiante de término de Comunicación Social, mención Relaciones Públicas.

 El 24 de abril 1965 en la Republica Dominicana surgió un conflicto cívico-militar entre dos sectores que produjo la intervención de los Estados Unidos. Los constitucionalistas encabezados por Francisco Alberto Camaño quienes buscaban la reposición al gobierno del profesor Juan Bosch sin elecciones y poner en vigencia la constitución del 1963 y los leales encabezados por Donald Reid Cabral quienes querían mantener un sistema inconstitucional respaldado por los Yankees.

Este acontecimiento tuvo un auge tan importante logrando la movilización de todo el país, pues la intervención solo se llevó acabo en Santo Domingo por lo que los simpatizantes de distintos sectores se transportaron desde los pueblos hacia la capital sirviendo de apoyo para defender sus objetivos.

Por otra parte, la propaganda utilizada en este hecho fue totalmente distorsionada por el medio, Voz de la organización de los estados Unidos (OEA). Un síntoma de esa enorme equivocación fue realizado por el departamento de guerra psicológica sobre el famoso submarino ruso capturado en el puerto de la vieja capital dominicana y su misteriosa desaparición.

La revolución no fusiló una sola persona, no decapitó a nadie, no quemó una iglesia, no violó a una mujer sin embargo todo eso se dijo hasta en escala mundial formando parte de toda una estrategia ideológica y mediática para desviar la atención del pueblo.

Ninguno de los elementos propagandísticos utilizados para la manipulación logró su fin, a pesar de que alteraron la información para que a nivel mundial no se supieran la realidad de los hechos, no lograron detener al pueblo dominicano quienes se lazaron con todas sus fuerzas a luchar contra un grupo que estuvo fuertemente armado y respaldado por los norteamericanos.

La prensa fue silenciada en su totalidad, periódicos tales como: El Caribe, Listín Diario y la Información, dejaron de circular iniciando nuevos medios dedicados exclusivamente a informar todo lo que se estaba viviendo desde el inicio del conflicto.

El periódico más utilizado fue “patria”, el cual difundía los intereses e ideales constitucionalistas.

Todo este amarillismo buscó desenfocar a los dominicanos sobre la llegada de las tropas norteamericanas a la isla y para los Estados unidos poder justificar su intervención ante a la prensa extranjera, argumentaron que su presencia en la República Dominicana estaba motivada en la necesidad de salvar vidas y de evacuar a todos los estadounidenses que residían en el país.

A pesar de que los objetivos de la Revolución no fueron alcanzados por los constitucionalistas, su máximo representante Francisco Alberto Caamaño Deñó dijo que la misma significó una “victoria social” para la patria.

El despliegue propagandístico durante esa etapa tan importante para el siglo XX en nuestro país, significó una muestra más del poder de influencia que tienen los medios en una sociedad, manipulándolos hasta el punto de hacerle entender a otros lo que es conveniente sin ser siempre la verdad.

Modificado por última vez en Martes, 23 Julio 2019 15:07

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.