Madre: Fundamento de la vida. Uasdianas desde diferentes esferas

Por Rafael Eduardo Bisono Linares | | [email protected]

25 octubre, 2016 - 3:29 PM


Hay mujeres que sólo han alumbrado dos hijos, pero han sido madres de miles; otras que nunca concluyen su labor materna a pesar de que sus hijos ya son adultos; y hay quienes a pesar de no haber experimentado la di­cha de ser mamá, se consi­deran como una madre para toda una comunidad.

Por Yannerys Paulino

En la Universidad Primada del Nuevo Mundo son muchas las madres que cum­plen con estos estándares, muchas que desde hace decenas de años han servido como ejemplo para todos los uasdianas.

La maestra Edith Ramírez, de la Es­cuela de Enfermería, es fiel modelo de madre y desde el año 1969 forma parte de la academia como docente. Ha par­ticipado en distintas manifestaciones de las luchas reivindicativas de la Universi­dad. Es parte integral de la Escuela de En­fermería, habiendo prestado servicios en la Maternidad San Lorenzo, en el sector Los Mina; y más que una maestra, ha si­do madre por convicción de todos los es­tudiantes de las asignaturas de Metodo­logía y Enfermería que imparte.

“A mis estudiantes les enseño con la práctica, les muestro la Universidad, les instruyo sobre la Madre Nutricia, sobre la Revolución de Abril y otros eventos his­tóricos importantes. Yo entro en otro tipo de educación y hago todo lo que está a mi alcance para enseñarles”, explica la maes­tra Edith, madre biológica de dos hijos.

Pese a sus muchos años de servicio a la institución, la maestra Edith Ramírez es­pera quedarse en la academia hasta su úl­timo suspiro. Considera a la madre do­minicana como entregada y sacrificada y aspira a que todas las estudiantes jóvenes que además son madres, aprendan sobre el respeto y la responsabilidad. Les reco­mienda continuar estudiando sin descui­dar su papel principal, el de ser madres.

Otro ejemplo de entrega a la Univer­sidad es Minerva Trina Mejía, quien in­greso a la UASD en octubre de 1978. Fue jubilada en 2005 y contratada en octubre de 2008, prestando servicios en el área ad­ministrativa. La vida le favoreció con ser madre biológica de tres varones.

Entre el trabajo profesional y el de ser madre, distingue que para el primero es necesario la preparación académica y la dedicación; mientras que para la labor de madre no se necesita de una prepara­ción previa, porque es algo innato. Consi­dera de vital importancia dedicarle tiem­po a los hijos, y en el caso de trabajar fue­ra de la casa, esforzarse por darles tiempo de calidad y mucho amor.

Minerva Trina entiende que una bue­na formación académica, combinada con una educación doméstica de calidad, son claves para transmitir a los descendientes una educación hogareña que les permita actuar con responsabilidad para consigo mismos y la sociedad. Entre los aspectos de la maternidad que pueden extrapolarse al área administrativa destaca “el esmero, la responsabilidad, una visión de la tota­lidad de la familia y de la empresa o insti­tución donde se labora, saber que es par­te de un todo y que la calidad de nuestro trabajo influye en la calidad del produc­to o servicio final”.

Tomasina Concepción de Castro, me­jor conocida como Moma, es un persona­je que merodea el entorno universitario desde el año 1963, cuando administraba un negocio de comida en los alrededores del campus. Moma es una figura emble­mática de la universidad, que pese a no figurar en la nómina de la academia, los uasdianas la asumen como parte de esta.

Moma fue madre de un hijo que nació muerto, y desde entonces, sus hijos son los todos los universitarios: docentes, estu­diantes, decanos, y hasta rectores, ya que se ha destacado por ser una figura activa del movimiento político local y universi­tario. Recomienda a las madres prepararse y cuidar bien de sus hijos, no dejarlos solos y estar pendientes de cada paso que dan.

A pesar de contar con 81 años de edad, Tomasina se mantiene activa en el am­biente universitario, promoviendo des­de ya candidaturas a rectores y manifes­tando afectos a todos los uasdianos que la asumen como un ente representativo de la universidad.

Edith Ramírez 
“Que nunca abandonen a sus hijos, que siempre se mantengan supervisán­dolos. Que continúen sus estudios te­niendo siempre en cuenta que los hijos están primero que todo”.

Minerva Trina Mejía
“Que se superen a sí mismas para que puedan dar educación con calidad a sus hijos, que estos vean en sus madres un ejemplo de superación y la tengan como constante referencia para crecer y lograr sus metas”.

Tomasina Concepción de Castro (Moma)
“Que el primer trabajo de una mujer es ser madre, que atiendan a sus hijos, que no los dejen solos y que se manten­gan pendientes de todo lo que hacen”.

 “A mis estudiantes les enseño con la práctica, les muestro la universidad, les instruyo sobre la Madre Nutricia, sobre la Revolución de Abril y otros eventos históricos importantes; yo entro en otro tipo de educación y hago todo lo que está a mi alcance para enseñarles”, explica la maestra Edith.

Compartir:

ARTÍCULOS RELACIONADOS

UASD inaugura seminario internacional sobre Seguridad Ciudadana y Convivencia Post Covid en América Latina  
conoce más
UASD organiza conferencia sobre el Movimiento Revolucionario 14 de Junio
conoce más
Programa Solidaridad y Esperanza UASD impacta con gran  jornada médica en la Yagüita de Pastor de Santiago
conoce más
UASD presenta panel sobre Psicología aplicada a los siniestros viales
conoce más
© 2022, Universidad Autónoma de Santo Domingo - Primada de América, Fundada el 28 de octubre de 1538
Alma Máter, Santo Domingo, República Dominicana Teléfono: 1 (809) 535-8273 | Fax: 1 (809)508-7374 | [email protected]